Si algo tiene este sabio país es que los que lo habitamos sabemos disfrutar de la vida, de nuestros rincones, de su gastronomía y de sus fiestas.